Vocación de Fe

¿Qué es la vocación?

Es la alianza incondicional de amor de Dios-Trinidad con cada persona, llamándola a la vida plena. La vocación para la vida y la libertad se concretiza emprendiendo la aventura de descubrir el sueño de Dios para cada uno.

La identidad cristiana no se la inventa, no se la elige, no se la acepta, se la recibe como un don/regalo que se abre en el momento fundamental de nuestra vida, al ponerse con libertad delante de Dios y preguntarle: “Señor, ¿qué quieres que yo haga?”

Cultura Vocacional

La cultura vocacional quiere ser el “humus” que permita y favorezca que cada persona se pregunte por su vida, por su pasado, presente y futuro y pueda desplegar sus dones y capacidades para ponerlos al servicio de la comunidad a través de una vocación particular (en el matrimonio, en el laicado consagrado, en la vida religiosa, en el sacerdocio, o en un trabajo o profesión).

Te invitamos con tu oración y compromiso vocacional a propiciar un ambiente de discernimiento al llamado del Dios de la libertad: “Aquí estoy, envíame”. (Is 6,8)

Familia Mercedaria, vocación-misión redentora compartida

San Pedro Nolasco, hace 800 años dio origen a un movimiento eclesial abierto y convocante, en el cual religiosos, religiosas y laicos trabajaban apasionadamente en realizar procesos de liberación donde la libertad y dignidad se encontraban amenazadas. Por eso, en nuestro país, asumimos el desafío de construir comunidades en gesto de Misión Compartida siendo visita redentora que anima y libera.

Los animamos a vivir la vocación mercedaria de tal modo que nuestra vida sea invitación a que nuevos hermanos se sumen a la fraternidad liberadora y empeñen sus vidas en hacer realidad el sueño de Nolasco: “donde la libertad está amenazada: hermanos, peregrinos, testigos del redentor”.

#800añosdevida

#JubileolMercedario

www.merced .org.ar

Oración a la Virgen de la Merced

María, Madre de La Merced,

Tú has experimentado como nadie la misericordia del Padre,

y has participado en su manifestación

mediante el sacrificio de tu corazón al pie de la cruz.

Tú, interviniste en una noche de la historia

a favor de Los cristianos que sufrían cautividad

y se encontraban en peligro de perder su fe.

Y hoy sigues haciendo presente

el amor de Dios entre los hombres,

los que sufren, los pobres, los perseguidos, los oprimidos.

Escucha nuestras súplicas.

Rompe las cadenas que nos atan y nos impiden ser libres

y conviértenos en redentores y liberadores,

para que llenos del amor de CRISTO,

dediquemos nuestras vidas a promover la verdadera libertad

y dignidad de los hombres,

aquella que permite la comunión con el Padre

y La fraternidad con CRISTO y los hermanos.

Amén.

Oración vocacional

Señor Jesús,

suscita en tu pueblo hombres y mujeres de fe

que consagren su vida, como Pedro Nolasco,

a realizar la obra liberadora de María

a anunciar a los pobres la buena noticia

para proclamar la redención a los cautivos

para dar libertad a los oprimidos

y proclamar un tiempo de gracia del Señor.

Amen.

Pastoral Vocacional

Mercedaria – Argentina

Cel: (+54 9 351) 5 922808

pastoralvocacional@merced.org.ar

image_pdfConvertir a PDFimage_printImprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *